Tlacuache (zarigüeya): El único marsupial habitante del territorio mexicano.

Debemos proteger a los Tlacuaches porque son fundamentales para el medio ambiente.

¿Que tenemos que hacer?

Dejarlos transitar libremente por nuestro patio o jardin es para nuestra seguridad, pues ellos aguantan hasta 80 mordidas de víbora cascabel o coralillo, comen alacranes, insectos y frutas.

Datos importantes:

  • Sólo salen a buscar comida por las noches.
  • No transmiten rabia, ni la pueden desarrollar debido a su temperatura corporal.
  • Su nariz es lampiña y puntiaguda
  • Tienen 5 dedos en cada pata, y sus manos parecidas a las de los humanos, son muy hábiles.
  • Miden entre 45 y 60 cm
  • Llegan a pesar más de 20 kg
  • Tienen una dentadura compleja, con dientes y colmillos filosos.
  • No son agresivos, son lentos y con mala vista.
  • Sus crías pasan 2 meses en la marsupio de la madre amamantándose y posteriormente pasan 2 meses en el lomo de su madre recibiendo sus enseñanzas de vida.
  • Al sentirse intimidados, entran en estado de coma y pareciera que se hacen los muertos.

Los Tlacuaches se han adaptado a la invasión del hombre y lo único que necesitan es que los dejemos transitar libremente sin que les agredamos por su aspecto a roedor.

No los maltrates, ni los mates!