Olivetti Paredes, ¿Orgullo o Vergüenza del Istmo de Tehuantepec?

EDITORIAL

Olivetti Paredes la actual directora del Instituto de la juventud del Estado de Oaxaca, puesto que al momento solo le ha generado un alto ingreso, privilegios y señalados tráficos de influencias, según la opinión pública.

En el hermoso ismo de Tehuantepec habemos gente trabajadora que ha logrado salir adelante y  poner en alto a nuestra región, sin embargo también existen personajes que solo se han sabido servir y valer de personas y jugarretas para llegar a puestos públicos, esto en detrimento a la nueva política de nombre Olivetti Paredes Sacarías quien estudio en el CBTIS de Matías Romero, originaria de San Juan Guichicovi Oaxaca, población cercana a nuestro municipio, quien en sus inicios fungió como voluntaria de programas sociales en nuestra región, sin embargo tal parece que ese amor filantrópico ya se terminó y ahora ha sido corrompida por la avaricia del poder, situación que la ha puesto como titular de INJEO con un sueldazo, donde además se presume y rumora no ha realizado su trabajo debidamente, ya que en el estado no se sabe o habla de algún proyecto propio de la mencionada institución, es decir solo se han promovido algunos de otros órganos, tal es el caso del Instituto Mexicano de la Juventud, sin duda una razón que pone en entre dicho esta labor y competencia para dirigir este órgano estatal.

En contexto a las actividades de la nueva Lady del PRI, resulta evidente hablar que solo se la pasa posando en fotos de las actividades de la primera dama de Oaxaca, además cabe destacar que una de las razones que marcaron su carrera política fue cuando apareció en el informe de gobierno de Enrique Peña, vestida de tehuana, felicitando y estrechando las manos del repudiado presidente de México.

Dentro de las acciones más destacadas en la presente administración de Oaxaca se habla del presunto tráfico de influencias que Olivetti Paredes realizo al meter a trabajar a su ex pareja y padre de su pequeño hijo, con un sueldo de alrededor de $15.000.00 pesos así mismo se menciona a Irene Guzmán Sacarías, quien según trabajadores del mismo departamento es su prima y tiene un sueldo de más de $10.000.00 a quienes señalan como aviadores, seudónimo utilizado para las personas que solo aparecen en la nómina sin mover un solo dedo, además en su carrera política de Olivetti se mencionan negociaciones bajo la mesa donde presuntamente ha negociado fuertes cantidades a cambio de sumas de dinero para fiestas privadas o de cumpleaños, tal es el escándalo de un recibo que asciende a $250.000.00 mismo que circula en imágenes en distintos medios de comunicación.

Seguramente en el futuro cercano  surgirán más trapitos sucios que echar del gobierno de Oaxaca, sin embargo esta información nos hace pensar si personalidades como Paredes Sacarías son dignas de ser llamados orgullo o vergüenza de nuestra tierra, tristemente en nuestro estado la gente por unos cuantos pesos se prostituye en sentido figurado por la política, algo que debemos erradicar de nuestra cultura y retomar ese fervor y pasión por el trabajo honesto.