La corrupción galopa de nuevo en Matías Romero

Cuauhtémoc Fuentes Villanueva es presidente municipal priista de Matías Romero por segunda ocasión. Ello muestra como los pueblos carecen de memoria histórica, pues en su primer periodo dejó una estela de corrupción y prepotencia, que ahora despliega de nuevo. Mejor conocido como “Temo Velorio”, basó su campaña en años acudiendo a todos los velorios. En uno de esos eventos, cuentan, expresó que tenía que alcanzar de nuevo la presidencia municipal pues en su primera ocasión no hubo tanto dinero como ahora con los millones de los ramos federales 28 y 33. Y hacía cuentas felices. Hoy tiene ya esos millones en su poder.

Durante mes y medio una empresa contratada por el ayuntamiento de Matías Romero rompió el pavimento de la calle Hombres ilustres y Guerrero, y desde entonces el sistema de agua potable de esas calles quedó en malas condiciones. Varios vecinos tuvieron que perder tiempo para ir a las oficinas municipales a quejarse de la destrucción de drenaje de dos de las principales calles de ese municipio del norte del Istmo de Tehuantepec.
Los vecinos narran que sólo había un punto obstruido frente a un hotel donde era notorio que se estancaba el drenaje, pero el ayuntamiento rompió inexplicablemente dos calles. Lo cual les llevó mes y medio que para los vecinos fue de molestias innecesarias. Incluso fue dañado el drenaje del mercado público.

El móvil, los negocios… los millones

No tardaron mucho los vecinos en percatarse el verdadero móvil de estas destructiva actitud del presidente municipal, los negocios de Cuauhtémoc Fuentes Villanueva, de extracción priista, quien ordenó que cada vecino pagara 3 mil 500 pesos por conectarse de nuevo al drenaje. Además, los albañiles se quejan de que cada semana les descontaban 400 pesos de su sueldo sin causa alguna.

No se ha convocado al Consejo de Desarrollo Municipal, las pocas obras las decide el presidente, ni el cabildo exige información o cuentas, todas están subordinados a Fuentes Villanueva. Por ejemplo, los 28 millones de pesos que del Fonden del 2010, que le entregaron al ayuntamiento en 2011, apenas los están aplicando en estos días de 2012. También apenas se termina la construcción del importantísimo puente del arroyo El Remolino en la agencia municipal de Los Ángeles que se ubica en los límites con Veracruz. Este arroyo es más bien un río de 80 metros de ancho afluente del Río Jaltepec, cuyo puente sirve a seis comunidades, incomunicadas hasta ahora.

Opacidad con 58 millones

Todo es opacidad en el ayuntamiento de Matías Romero, la transparencia es algo que no les importa ni conviene pues sus objetivos son extraños. El año pasado ejercieron 108 millones de pesos de los dos ramos federales 28 y 33, además de otros recursos como los también federales del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

En 2011 sólo pavimentó el ayuntamiento 89 metros de la calle Gutiérrez Nájera; un callejón de 30 metros en la colonia Benito Juárez Norte; otra calle pequeña en la Colonia Oaxaqueña (frente a la Casa del Pueblo); otra calle de 60 metros en Rincón Viejo, y eso fue todo en materia de infraestructura en Matías Romero.

Ni 200 metros de pavimentación con un presupuesto recibido de 58 millones de pesos del ramo federal 28 para infraestructura. Dinero que se gasta en lo superfluo como en dietas de los regidores que ganan acá 25 mil pesos al mes, cuando en el municipio vecino de San Juan Guichicovi, que recibe similar monto de recursos federales, los regidores ganan 4 mil 500 pesos mensuales, lo que muestra en este caso el sentido social de estos últimos servidores públicos municipales.

Regidores del PAN sometidos

Son trece los regidores del ayuntamiento de Matías Romero, 9 del PRI y 4 del PAN, ninguno de ellos ha adoptado una postura crítica, que exija cuentas al presidente, que exija transparencia en el ejercicio de los recursos.
Antes bien se han convertido en sus aliados, incluso los del PAN: Jerry Edgar Ramírez Rasgado, José Luis Zapién, Guadalupe Ortiz y Sánchez Franco, todos subordinados sin pudor por 25 mil del águila. y tanto que criticaban la corrupción del PRI.
Recientemente Fuentes Villanueva ha recibido una andanada de repudio en su contra por diversos sectores de la población, desde renuncias de varios de sus colaboradores hasta ser corrido del mercado pasando por la toma de las oficinas municipales.

Le han renunciado nada menos que su suplente Norma Guzmán Sibaja, quien fungía como directora del Centro Comunitario; le renunció el Oficial Mayor Crispín Macuil; también el director de Obras y su primer director de Policía Julio Rafael, entre otros. Este último lo hizo emitiendo un ofició donde documentó la corrupción de Cuauhtémoc Fuentes Villanueva.

El repudio al edil se generaliza. Los comerciantes del mercado público corrieron al presidente cuando éste llegó a tomarse la foto en la inauguración del nuevo piso de dicho mercado que los locatarios pagaron con sus recursos. Fuentes Villanueva tuvo que abandonar el lugar sin cortar el listón bajo rechiflas y gritos de reclamos de los locatarios.

Palomares toma el palacio

Más recientemente vecinos de Palomares, agencia municipal de Matías, acudieron a tomar el pequeño palacio municipal ante la protección y cobijo de Fuentes a su actual regidor de Hacienda Benito Álvarez Mendoza, denunció el dirigente de los inconformes, Juventino Patiño. Álvarez fungió como agente municipal de Palomares en los tres años recientes, sin informar nunca de los recursos ejercidos; sin que realizara obras ni servicios. Serían 9 años con los otros que su hermano Luis Álvarez Mendoza fungió también como agente sin rendir cuentas, sostienen.

Pero en vez de auditar a Benito Álvarez Mendoza, Fuente Villanueva lo colocó como regidor de Hacienda, precisamente en un lugar donde por sus antecedentes él no debiera tener cabida pues se trata del delicado manejo del erario municipal. Desde ahí se puede ver, dijeron, las verdaderas intenciones del actual presidente. Los vecinos de Palomares amenazan con cerrar la carretera transístmica a la altura de esa agencia municipal.

Prepotencia y arbitrariedades

La atropellada gestión del actual ayuntamiento de Matías Romero preocupa y tiene en vilo a la población. Fuentes toma decisiones atrabiliarias, caprichosas, fuera de la ley. Clausura negocios de sus adversarios políticos, deja sin el derecho al trabajo a la gente. Lo anterior sucedió con la clausura desde el año pasado de dos negocios: Tropicana y karaoke que contaban con sus respectivas licencias y pago de derechos.

La primera era un salón de baile, de las llamadas discotecas, con su clausura sólo queda del mismo giro una discoteca casualmente propiedad de la síndico hacendaria Janet Nacif Cruz, la discoteca Fushion. Los jóvenes se quedaron sin opción.

En un año las cuentas de Cuauhtémoc Fuentes Villanueva son negativas, la población está preocupada y alarmada por este desastre y río revuelto donde los derechos hasta constitucionales como es el derecho al trabajo son pisoteados por el edil que deja sin sustento a las familias.

Chiste de mal gusto

La preocupación se refleja en un portal ciudadano de la localidad que dice: “Recordemos aquella imagen del pasado mes de Enero en la que aparecen miembros del actual Cabildo en medio de la oscuridad, firmando documentos a la luz de una vela, después que la CFE suspendió el suministro de energía por falta de pago. Cuauhtémoc Fuentes como edil recién llegado se quejaba amargamente de la omisión, negligencia y malos manejos del gobierno anterior.

“Pues bien ciudadano presidente, en sus manos está el mantener las cosas en la oscuridad en que usted mismo las recibió, puertas cerradas y falta de luz en perjuicio del pueblo matiasromerence. Si su voluntad política es NO al Cabildo abierto, caminará de puntitas y pretextos sobrarán para evadir la aplicación cabal de ese derecho que en breve la Constitución Estatal otorgará a los oaxaqueños. Si por el contrario, usted decide sumarse a la iniciativa del Cabildo abierto, implementando medidas tales como las arriba mencionadas, sin duda habrá dejado huella en su paso por nuestro amado municipio.”  (http://www.portavozdigital.blogspot.com)

Lo evidente es que la transparencia no le interesa al ayuntamiento sometido por el primer Concejal con cañonazos de miles de pesos, “los trae comiendo en su mano”, dice la gente. El afecto a su pueblo les ha de parecer un chiste de mal gusto. También se oye que el hoy presidente pasó de “Temo velorio” a Temo millonario.